martes, 30 de junio de 2015

Cuento reflexivo: El leñador honrado



Érase una vez un leñador, cuya hacha cayó en el río. Desesperado, no sabía qué hacer, pues aquella hacha era todo lo que tenía para poder vivir. Entonces, apareció de repente un hada de las aguas y le dijo al leñador que esperase un momento, que buscaría su hacha. Se zambulló en el agua y apareció con una hacha de oro entre las manos. El leñador le dijo entristecido que aquélla no era su hacha. El hada volvió a meterse en el agua y sacó un hacha de plata. El leñador se mostró afligido nuevamente. El hada se sumergió por tercera vez y sacó su hacha de hierro. El leñador comenzó a dar saltos de alegría y a saltar de felicidad. Entonces, el hada le dijo:

- De entre las tres, prefieres tu hacha de hierro, incluso aunque las otras dos fuesen más valiosas. Valoro tu honradez, por lo que te regalaré las otras dos hachas.

Cuento reflexivo: La ciudad de los pozos

Fuente y crédito: nuestraedad.com

Esta ciudad no estaba habitada por personas, como todas las demás ciudades del planeta. Esta ciudad estaba habitada por pozos. Pozos vivientes... pero pozos al fin.

Los pozos se diferenciaban entre sí, no solo por el lugar en el que estaban excavados sino también por el brocal (la abertura que los conectaba con el exterior). Había pozos pudientes y ostentosos con brocales de mármol y de metales preciosos; pozos humildes de ladrillo y madera y algunos otros más pobres, con simples agujeros pelados que se abrían en la tierra.


La comunicación entre los habitantes de la ciudad era de brocal a brocal y las noticias cundían rápidamente, de punta a punta del poblado.

Un día llegó a la ciudad una "moda" que seguramente había nacido en algún pueblito humano: La nueva idea señalaba que todo ser viviente que se precie debería cuidar mucho más lo interior que lo exterior. Lo importante no es lo superficial sino el contenido.

lunes, 29 de junio de 2015

El cuento de la cebolla

Fuente y crédito: cuentosqueyocuento.blogspot.com

Había una vez un huerto lleno de hortalizas, árboles frutales y toda clase de plantas. Como todos los huertos, tenía mucha frescura y agrado. Por eso daba gusto sentarse a la sombra de cualquier árbol a contemplar todo aquel verdor y a escuchar el canto de los pájaros.

Pero de pronto, un buen día empezaron a nacer unas cebollas especiales. Cada una tenía un color diferente: rojo, amarillo, naranja, morado... El caso es que los colores eran irisados, deslumbradores, centelleantes, como el color de una sonrisa o el color de un bonito recuerdo.

Después de sesudas investigaciones sobre la causa de aquel misterioso resplandor, resultó que cada cebolla tenía dentro, en el mismo corazón, porque también las cebollas tienen su propio corazón, un piedra preciosa. Esta tenía un topacio, la otra una aguamarina, aquella un lapislázuli, la de más allá una esmeralda ... ¡Una verdadera maravilla!

domingo, 28 de junio de 2015

Los naúfragos

Había 10 náufragos en una isla desierta. Tanto tiempo habían pasado allí, aislados del mundo, que se habían vuelto un poco cortos de mente. Todos estaban preocupados porque, cuando su avión se estrelló hacía ya tantos años, sabían que 10 pasajeros iban a bordo. Seguían siendo 10 pero, cuando se contaban entre ellos, el que contaba jamás se contaba así mismo. De forma que cuando hacían el recuento de pasajeros, el número era siempre 9. Todos los náufragos contaban de la misma forma.

Un día, un barco los halló de lejos y fue a rescatarlos. El capitán del barco bajó de él y les brindó su ayuda. Pero ellos dijeron que había que buscar al náufrago perdido. Al número 10. El capitán los contó a todos y vio que eran 10.

- Sois 10. No hay ninguno que pueda estar perdido.

Cuento reflexivo: Afilar el hacha

Fuente y crédito: reflexionesparaelalma.net

Había una vez un leñador que se presentó a trabajar en un aserradero. El sueldo era bueno y las condiciones de trabajo mejores aún; por lo tanto, el leñador se decidió practicar toda su experiencia.
El primer día al presentarse al capataz, éste le dio un hacha y le designó una zona de trabajo. El hombre entusiasmado salió al bosque y en un solo día cortó dieciocho árboles.

-Te felicito, le dijo el capataz; sigue así.

jueves, 25 de junio de 2015

Cuento reflexivo: la luciérnaga y la serpiente

Cuenta la leyenda que una vez una serpiente empezó a perseguir a una luciérnaga. Ésta huía rápido y con miedo de la feroz predadora, y la serpiente, al mismo tiempo, no desistía. Huyó un día y la serpiente la seguía; dos días y la seguía. Al tercer día, ya sin fuerzas, la luciérnaga paró y le dijo a la serpiente:

- ¿Puedo hacerte tres preguntas?

- No acostumbro a dar esta oportunidad a nadie, pero como te voy a devorar, puedes preguntar -respondió la serpiente.

- ¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?

- No -dijo la serpiente.

- ¿Yo te hice algún mal?

jueves, 18 de junio de 2015

Cuento reflexivo: la piedra del camino

El distraído tropezó con ella.
El violento la utilizó como proyectil.
El emprendedor, construyó con ella.
El campesino, cansado, la utilizó de asiento.
Para los niños, fue un juguete.
Drummond la poetizó.
David, mató a Goliat.
Y Miguel Angel le sacó la más bella escultura.

martes, 16 de junio de 2015

Cuento reflexivo: la paz perfecta

moralejaHabía una vez un rey que ofreció un gran premio a aquel artista que pudiera captar en una pintura la paz perfecta. Muchos artistas lo intentaron... El rey observó y admiró todas las pinturas, pero solamente hubo dos que a él realmente le gustaron y tuvo que escoger entre ellas.

La primera era un lago muy tranquilo. Este lago era un espejo perfecto donde se reflejaban unas plácidas montañas que lo rodeaban. Sobre éstas se encontraba un cielo muy azul con tenues nubes blancas. Todos quienes miraron esta pintura pensaron que reflejaba la paz perfecta.

lunes, 15 de junio de 2015

Cuento reflexivo: la tortuga charlatana



Érase una vez una tortuga charlatana. Era muy amiga de dos patos, que la conocían por ser demasiado habladora, casi pesada. A la hora de despedirse, los patos le dijeron a la tortuga:

- ¿Por qué no nos acompañas?

- Pero, ¿cómo podré llegar allí sin perder vuestra pista? Yo no tengo alas y no puedo seguiros.

- Eso no es un problema. Agarra un palo con la boca y cogeremos ambos extremos, alzaremos el vuelo y te llevaremos con nosotros. Eso sí, no podrás hablar en todo el trayecto porque te caerías. ¿Serías capaz de eso?

Cuento reflexivo: Los tres cabellos

Una mujer muy sabia se despertó una mañana, se miró al espejo y notó que tenía solamente tres cabellos en su cabeza. 'Hummm' pensó, 'creo que hoy me voy a hacer una trenza'. Así lo hizo y pasó un día maravilloso.

El siguiente día se despertó, se miró al espejo y vio que solamente tenía dos cabellos en su cabeza. 'Hummm' dijo 'creo que hoy me peinaré de raya en medio'. Así lo hizo y paso un día grandioso.

El siguiente día cuando despertó se miró al espejo y notó que solamente le quedaba un cabello en su cabeza. 'Bueno' ella dijo 'ahora me voy a hacer una cola de caballo'. Así lo hizo y tuvo un día muy, muy divertido.

A la mañana siguiente cuando despertó corrió al espejo y enseguida notó que no le quedaba ni un solo cabello en la cabeza. 'Que bien' exclamó 'hoy no voy a tener que peinarme'.

La actitud es todo.

Chiste-historia del cura y la pelota de tenis

Érase una vez la tonta del pueblo. Se quedó embarazada y varios hombres del pueblo tenían muchas papeletas para ser el padre de la criatura. El cura, horrorizado, hizo reunirse a todos los hombres del pueblo un día en su iglesia.

- ¿Quién es el padre del niño? - preguntó a todos los presentes.

Nadie contestó. Entonces, volvió a preguntar.

- ¿Quién es el padre del niño?

La iglesia siguió en silencio. El cura, imaginándose ya aquella situación, había pensado en un plan B. Sacó una pelota de tenis y les dijo a los potenciales padres:

jueves, 11 de junio de 2015

El gato de Schrödinger

Erwin Schrödinger plantea un sistema que se encuentra formado por una caja cerrada y opaca que contiene un gato en su interior, una botella de gas venenoso y un dispositivo, el cual contiene una sola partícula radiactiva con una probabilidad del 50% de desintegrarse en un tiempo dado, de manera que si la partícula se desintegra, el veneno se libera y el gato muere.


miércoles, 10 de junio de 2015

La web de National Geographic

Os dejo - sin enrollarme mucho - la página del National Geographic donde yo voy leyendo de vez en cuando las últimas novedades sobre historia y cultura (aunque también hay acerca de geografía y actualidad). 


martes, 9 de junio de 2015

Las "tostada sandía" de Taiwan

Se llaman "tostadas sandía", las vende una sola panadería - llamada Jimmy's Bakery" - en Taiwan. Su creador, Lee Wen-fa, las creó para llamar la atención de los niños que pierden el apetito en verano. Con polvo de té, fresas, carbón de bambú y colorante alimentario consiguen un "look" de sandía perfecto.



Fuente: Revista Pronto.

sábado, 6 de junio de 2015

Cuento reflexivo: La lata de leche

Dos hermanitos muy pobres, de 5 y 10 años, recorrían de puerta en puerta las casas del pueblo pidiendo algo de comida con la que aplacar el hambre. En la mayoría de los sitios ni les hacían caso o, directamente, los echaban a escobazos. Pero siempre hay gente de buen corazón: una señora muy amable les hizo esperar un rato y les trajo una lata pequeña de leche condensada.

Alegres como cascabeles, tardaron poco en sentarse en la acera para desayunar. Tras abrir la lata, el más pequeño de los hermanos le dijo al otro:

- Tú eres el mayor. Te toca beber antes.

martes, 2 de junio de 2015

El rumor falso sobre el golf



Hay una persistente leyenda urbana afirma que el término deriva de un acrónimo "Gentlemen Only, Ladies Forbidden" (Sólo para hombres, las mujeres lo tienen prohibido). Esta es una falsa etimología, por supuesto. Utilizar siglas como palabras es un fenómeno bastante moderno. Pero no deja de ser falso.